Friday, October 28, 2016

¿REFUGIADOS O EJERCITO DE OCUPACION?

Refugiados, o ejército de ocupación?

Por Maria Polizoidou | Vía: Gatestone Institute

¿Qué hace un ejército de ocupación cuando está instalado en un país? Ocupa el territorio, obligando a sus habitantes a seguir su estilo de vida. Aplica medidas contra los habitantes del país, hace propaganda de sus propias creencias y utiliza la fuerza para imponerlas.


Esto es, lamentablemente, lo que ha estado ocurriendo en Grecia por parte de los migrantes que parecen "olvidar" que han sido acogidos en Grecia y que obligan a los griegos a sentirse huéspedes en su propio país.

Si alguien es un refugiado de guerra, o su vida está en peligro en su país de origen, lo apropiado sería que, cuando llega al país que le ofrece asilo, esté agradecido al país, respete su historia, su gente, sus valores y sus leyes. Lo mismo ocurriría con un inmigrante que quisiera ir a un país donde espera encontrar un futuro mejor.

En Grecia, en cambio, los inmigrantes ilegales –todos referidos como "refugiados" en los medios, supuestamente para tratar de legalizarlos artificialmente en la conciencia moral de los ciudadanos– han estado ocupando espacios que no les pertenecen, empleando la violencia, bloqueando carreteras, delinquiendo contra la propiedad pública, comportándose con agresividad hacia los residentes y la policía, y diciendo que se sienten ofendidos cuando ven símbolos que representan el cristianismo. Los invitados parecen estar tratando de hacerse con la casa.

Hace pocas semanas, 200 norteafricanos y paquistaníes iniciaron una revuelta en mitad de la noche, exigiendo salir de la isla Mitilene. Coreaban: "¡Yihad, yihad!", destrozando los coches de los vecinos del centro de la isla y perturbando a la comunidad local. Los migrantes alegaban que alguien les había contado que siete migrantes habían muerto en un barco, así que se alzaron contra las autoridades. La policía y los trabajadores de las ONG explicaron que era una información errónea, pero claramente los 200 migrantes no tenían ningún interés en escucharlo. Los migrantes estaban dispuestos a librar la yihad porque se habían creído un rumor sobre un suceso sobre el que, de haber sido cierto, el Estado griego y sus habitantes no tenían ninguna responsabilidad. Las autoridades no lograron calmarlos y trataron de hacerles volver a la zona en que vivían.

Resultó que no había muerto ningún migrante; la revuelta había sido un "error", pero la policía y los residentes tuvieron que pasar la noche localizando a refugiados y migrantes por las calles de Mitilene.
Los inmigrantes ilegales dijeron que la información sobre los siete migrantes muertos les había llegado mediante llamadas de teléfono durante la noche. Fuentes policiales dicen, de manera extraoficial, que este incidente tiene todas las marcas de una "operación encubierta".

Unos pocos días después, el 19 de septiembre de este año, de nuevo en la isla de Mitilene, hubo un nuevo estallido de los migrantes del distrito de Moria. Esta vez, la información que les había llegado a los migrantes, y que de nuevo resultó ser falsa, es que iban a ser devueltos a Turquía. 

Inmediatamente prendieron fuego a casi siete hectáreas de olivos, y también al campo en el que estaban viviendo.

Ahora, 300 migrantes, que habían escapado en una ocasión anterior de su campo y trataron de protestar en el centro de la isla, estaban quemando todo lo que se encontraron en el campo y los alrededores, hasta que la policía los frenó y los hizo volver al campo, donde otra vez intentaron quemarlo todo.

Los residentes vieron sus arboledas de olivos reducidas a cenizas y también gran parte del campo de migrantes, tres contenedores de carga, ropa y calzado.

Algunos de los inmigrantes ilegales se tomaron fotos durante el incendio, y coreaban: "Alá Akbar" ["Alá es el más grande"].

El puerto de la isla de Mitilene se convirtió en un campo de batalla, donde los migrantes, y muchos griegos "izquierdistas", intentaron evitar que el contingente militar arriara la bandera griega frente al viejo puerto de la ciudad. Muchos griegos odian la bandera nacional. Al parecer prefieren los Estados multinacionales sin ninguna referencia a los cimientos nacionales del Estado. Coreaban lemas y lanzaban provocaciones tanto al contingente militar como a la población de la isla Mitilene, que los contemplaba atónita desde el otro lado de la carretera. Era una demostración de poder de los "izquierdistas" y los inmigrantes ilegales. Muchos ciudadanos de la isla de Mitilene, lógicamente, no podía soportar ver cómo los inmigrantes ilegales y otros griegos les provocaban y trataban de impedir el arriado de la bandera. Así que algunos ciudadanos se lanzaron agresivamente hacia ellos y se enzarzaron en peleas callejeras.

En la isla de Mitilene, cada domingo por la mañana, los soldados izan la bandera y, por la noche, una hora antes de la puesta de sol, arrían la bandera. Una semana después de este incidente, miles de griegos se congregaron en torno a los soldados y la bandera del Puerto de Mitilene, y cantaron el himno nacional griego, demostrando su fe y honrando el símbolo nacional. La gente está asustada. Se congrega en torno a la bandera y el ejército porque aparentemente sienten que están perdiendo su patria y su soberanía a manos de los miles de inmigrantes ilegales que han ocupado su isla.
El pasado 26 de septiembre, en la región de Tympaki de la isla de Creta, la gente se encontró por las calles citas del Corán. El texto, firmado por los "Hermanos Musulmanes de la Isla de Creta", decía, entre otras cosas:

  • "Sois el pueblo más antiguo del mundo entero, sólo cuenta vuestra fe, y nadie más tiene derecho a la vida, la muerte y la propiedad de cualquier otra persona que se atreva a cuestionar vuestro liderazgo y que no acepte vuestra fe".
  • "Alá exige a los creyentes que sean los dueños de la tierra donde viven, y sólo ellos pueden tener propiedades, y sólo ellos podrán poseer la tierra".
  • "Alá dijo que debemos conquistar todo el planeta, y los creyentes deben poseer la tierra y los cultivos".
  • "Los no creyentes no pueden poseer la tierra y los cultivos porque nos pertenece sólo a nosotros: los creyentes".
  • "Los no creyentes sólo obtendrán de nosotros –como el sagrado Corán nos asegura– limosnas".
El mismo día, 26 de septiembre, en la región de Asprovalta, cerca de la ciudad de Tesalónica, un hombre de 49 años de origen francés que había llegado a Grecia a través de Turquía fue seguido por agentes de la policía porque se sospechaba que era un yihadista. En el momento en que vio el coche de policía, lo embistió con el coche, exclamando: "Alá Akbar" ["Alá es el más grande"]. El atacante fue detenido y el fiscal del distrito ordenó su deportación.

Hace un mes, los habitantes de Vavilon, un pequeño pueblo de Quíos, otra isla que ha recibido un gran número de inmigrantes ilegales, decidieron tomarse la ley por su mano, porque, al parecer, el Estado no les estaba protegiendo. Los habitantes formaron una milicia para proteger a sus familias y propiedades de los inmigrantes ilegales. Al cabo de una semana, se habían registrado más de diez robos y graves daños contra la propiedad.

Los medios sólo cubren estos incidentes cuando son como los terremotos, cuando uno grande causa grandes desastres; los pequeños, claramente, no son de interés. También se puede observar la misma indiferencia de los medios respecto a los problemas diarios causados por los inmigrantes ilegales. Los medios cubren el tráfico de drogas, los conflictos entre migrantes de diferentes doctrinas islámicas, las rebeliones en los centros de acogida, los conflictos entre países y razas, y las violaciones a niños y niñas menores. El 24 de septiembre, en la zona de Moria de la isla Mitilene, cuatro migrantes de 17 años y de origen paquistaní violaron a un migrante paquistaní menor de edad (de 16 años), y grabaron la violación con sus teléfonos. La policía detuvo a los agresores, que habían estado chantajeando al muchacho antes de violarlo.

Los inmigrantes ilegales también han estado bloqueando carreteras en muchas ciudades, paralizando el tráfico durante horas. Ocupan las carreteras cuando les apetece; la policía no les frena y no se practican detenciones.

El Gobierno griego ha sido amistoso con los migrantes. Los inmigrantes ilegales, en una presunta demostración de poder, han estado pidiendo a los conductores griegos que les mostraran sus carnets de identidad y sus permisos de conducir. Han establecido puntos de control, como hace un ejército de ocupación. El Gobierno y la policía no hizo nada para detenerles. La gente enseñaba sus documentos a causa del gran número de migrantes; los conductores temían evidentemente por su vida y por sus coches, y no querían que las cosas se pusieran más feas. Si se tiene en cuenta que la policía se limitaba a observar pasivamente, los conductores no podían hacer mucho más.

Otro día, los inmigrantes ilegales bloquearon una carretera porque, al parecer, no tenían una conexión a internet lo suficientemente buena en el "centro de acogida para refugiados".

¿Cómo se sentirían los americanos si los migrantes musulmanes ilegales que viven en Estados Unidos dijeran sentirse ofendidos por la Estatua de la Libertad porque no lleva burka?

El arzobispo de Atenas y de toda Grecia, Jerónimo, se quitó el pasado marzo el crucifijo, el símbolo del cristianismo, de sus vestiduras durante su visita al puerto del Pireo, con el fin –dijo– de no "ofender" a los migrantes musulmanes.


El arzobispo Jerónimo de Atenas y toda Grecia distribuye comida a migrantes en el puerto del Pireo. El arzobispo se quitó el crucifijo durante su visita al Pireo, para, dijo, no "ofender" a los migrantes musulmanes. (Imagen: pantallazo de un vídeo de Hellas News TV)
¿Quién le advirtió de que los migrantes musulmanes se ofenderían por su crucifijo? ¿Qué harían si el arzobispo les visitara con el crucifijo puesto? ¿Lo matarían? ¿Prenderían fuego a la ciudad del Pireo? ¿Librarían la yihad contra la población griega?

¿Por qué estamos escondiendo los símbolos de nuestra fe delante de personas que vienen ilegalmente y sin ser invitadas a nuestros países? ¿Qué poder haría a un arzobispo a quitarse el símbolo de su fe, si no es el poder político del país?

El problema en Grecia no es sólo el Gobierno o la mala gestión de la inmigración ilegal. Todos los principales partidos políticos tradicionales de Grecia han estado alentando, directa o indirectamente, la inmigración ilegal y la transferencia de grandes poblaciones musulmanas a la sociedad griega. Obedecen las autodestructivas políticas migratorias de la UE que podrían acabar provocando el fin de los valores helénico-judeocristianos de Europa, como la libertad individual, el pensamiento crítico y la investigación honesta.

Los griegos ya hemos sido aplastados por el islam, por el genocidio del siglo XX en Turquía –que incluso en este momento se dirige contra cualquiera que no sea musulmán, como los cristianos, los alevíes, los kurdos– y la ocupación turca, más reciente, de Chipre, de nuevo con la complicidad internacional.

A pesar de eso, es obvio que a los principales partidos políticos no les interesa proteger a la nación, su identidad o la seguridad de sus ciudadanos.

El establishment de Grecia es una miniatura del establishment estadounidense: políticos e instituciones del Gobierno corruptas hasta los huesos, grandes medios de comunicación y una oligarquía entusiasmada con la globalización. Lo cierto es que a Grecia se le están pagando 198 millones de euros por los refugiados.

El establishment griego padece los mismos síntomas que los regímenes de la Europa Occidental y Estados Unidos. Ya no creen en las bases de la República: "Vox Populi, Vox Dei": la voz del pueblo es la voz de Dios.

El establishment político, cuando la opinión pública no está de acuerdo con sus políticas sobre la inmigración ilegal y la protección de la identidad nacional, prefiere culpar a los votantes por su inmadurez, su estupidez o su fascismo. Así que, mientras los votantes insisten en conservar su punto de vista sobre la identidad nacional y contra la inmigración ilegal, las élites de Grecia están sustituyendo a la población nativa dándole la ciudadanía a los inmigrantes ilegales.

Esta es su solución a la crisis migratoria y al colapso económico de Grecia, a partir de unas autoritarias políticas fallidas de una UE ni electa, ni a la que se le pueden pedir cuentas, ni transparente. Lo que está ocurriendo en Grecia, como en gran parte de Europa, es un verdadero reemplazo masivo de su población, sus valores y su estilo de vida. Sólo hay un camino para salvar lo que queda de Grecia: el camino británico. Salgamos. Ya.

¿ DEBE EXISTIR ISRAEL?

Debe existir Israel?

 

Imagínese que alguien le sugiriese que leyera un libro en el que se analiza si Noruega o, si a eso vamos, Estados Unidos, debería existir. Usted se quedaría escandalizado o, al menos, sorprendido de que alguien quisiera cuestionar el derecho a existir de una nación soberana y miembro de Naciones Unidas. En el caso de Israel, sin embargo, plantear semejante cuestión no resultar inadmisible. En cualquier momento podemos oír hablar de conferencias o seminarios sobre el tema en alguna universidad norteamericana o de Europa Occidental (o incluso asistir a ellos).

Por tanto, no supone ninguna sorpresa que Michael Curtis, un distinguido estudioso y profesor emérito de la Rutgers University, haya dedicado un libro entero a analizar el tema y a refutar las tesis de quienes cuestionan el derecho a existir de Israel. El resultado es un ensayo magistral en el que las mejores herramientas de estudio se emplean al servicio de lo que es, a fin de cuentas, una cuestión moral de apoyo a Israel.
A primera vista, Israel podría considerarse una más de las típicas 150 naciones-Estado, más o menos, surgidas por todo el mundo tras la Segunda Guerra Mundial. Políticamente, es el fruto de una lucha de liberación frente a una potencia imperial; en este caso, Gran Bretaña. Territorialmente, está situada en un pedazo de una potencia colonial aún más antigua; en este caso, el Imperio Otomano. Legalmente, es una creación de las Naciones Unidas, que, como sucesoras del Mandato Británico en Palestina, refrendaron la creación del Estado judío.

Así pues, ¿por qué Israel debería ser elegido como objetivo de una campaña de vilipendio como raras veces se dirige hacia otra nación?

La respuesta, como Curtis demuestra de forma contundente, es que Israel es diferente.
Para empezar, es judío. Eso lo convierte en blanco de sentimientos y resentimientos antisemitas, profundamente arraigados en muchas sociedades occidentales y en algunas islámicas. En muchos países el antisemitismo ya no se considera una opinión más: es un crimen penado por la Ley. La forma de sortear ese obstáculo es airear los sentimientos antisemitas disfrazándolos de crítica a Israel como nación-Estado. Para hacer que esto resulte más apetitoso, se le añade algo de picante evocando los sufrimientos palestinos. Sin embargo, una vez se aparta ese aliño de quejas políticas contra Israel, lo que nos queda es el viejo y asqueroso odio a los judíos.
Luego tenemos el hecho de que Israel ha sido una isla de democracia en medio de regímenes autoritarios y totalitarios. El surgimiento de nuevas democracias en Oriente Medio bien podría cambiar el panorama político de la región.
Sin embargo, de momento, Israel, como democracia, sigue siendo una amenaza para los despotismos que aún predominan en la zona.
Y lo que es aún peor desde el punto de vista de sus detractores: Israel ha sido una avanzada del mundo democrático desde hace más de seis décadas. Es, en el sentido en el que Curtis considera al país, el clásico canario en la mina. Durante la Guerra Fría, el Estado judío actuó como vanguardia del mundo libre en una región de vital importancia estratégica para Estados Unidos y sus aliados.
Tras el fin de la Guerra Fría, Israel se encontró en la primera línea de la guerra global contra la yihad islámica en sus diversas formas. Eso, a su vez, suponía que los islamistas lo consideraran el archienemigo, al tiempo que se golpeaban el pecho por la ocupación de una parte de territorio islámico por una potencia infiel. Siglos de resentimiento por la pérdida de territorios islámicos en España, Rusia y la India, entre otros, se combinaban en una única pócima de odio y afán de venganza contra Israel.
Así, la misma existencia de Israel, como demuestra Curtis, ha llevado al surgimiento de una curiosa coalición en la que antisemitas tradicionales, estalinistas de la Guerra Fría, tontos útiles, partidarios de la hegemonía panárabe, antiamericanos de todos los pelajes y revanchistas islamistas se unen contra un enemigo común.
En Oriente Medio, como señala Kenneth Bialkin en su introducción al ensayo de Curtis, la historia “se está haciendo, pero sin instrucciones”. Cualquiera sabe lo que irá a surgir de la actual oleada de cambios revolucionarios. En el mejor de los casos, la creación de Gobiernos democráticos en al menos algunos Estados árabes eliminaría parte de los obstáculos a la aceptación de Israel como vecino, si bien, al menos inicialmente, no como amigo. Pero incluso en ese caso los muchos enemigos de Israel en Occidente seguirán ahí, aferrados a su odio hacia el Estado judío como columna vertebral de sus agonizantes ideologías.

¿Debería existir Israel?

La respuesta de Curtis es un “sí” contundente, respaldado por una magistral exposición histórica y un compromiso moral a toda prueba con lo que considera justo.
Curtis, un perspicaz historiador, demuestra ser un orador igual de persuasivo. Si a eso le sumamos la pasión que insufla en su trabajo, nos queda un libro a la vez informativo y ameno.

Autor: Amir Taheri Amir Taheri, presidente de la Junta de Gobernadores de Gatestone Institute Europe.


Contenido original de: http://www.estadodeisrael.com/2016/10/debe-existir-israel.html
© estadodeisrael.com

Tuesday, October 25, 2016

CONDENAN A PANADERIA POR NEGARSE A HACER UNA TARTA PRO HOMOSEXUAL

Condenan a panadería por negarse a hacer una tarta pro-homosexual
Los McArthur, propietarios de panadería Ashers en Irlanda del Norte, han sido condenados por negarse a preparar una tarta con un mensaje pro-gay. El caso despierta un intenso debate sobre la libertad de conciencia y expresión en Reino Unido.
FUENTES Evangelical Focus AUTOR Redacción P+D LONDRES 25 DE OCTUBRE DE 2016 19:28 h
Daniel McArthur, el gestor de la panadería Ashers.


Los propietarios cristianos de una panadería en Irlanda del Norte han perdido la apelación ante el fallo que les acusó de “discriminación” por no preparar una tarta con un mensaje pro-homosexual.


La familia McArthur había sido llevada ante los tribunales acusados de discriminación por orientación política y sexual, después de que se negaran a hacer un pastel con el lema “Apoyo al matrimonio homosexual” (Support Gay Marriage, en inglés).





“DISCRIMINACIÓN DIRECTA”


Los jueces del tribunal de apelaciones dijeron este lunes que, según la ley, no se permite a los panaderos ofrecer sus servicios sólo a personas que estén de acuerdo con sus creencias religiosas.


Los jueces reconocieron que la familia no se negó a ofrecer sus servicios porque el Sr. Lee -quien encargó la tarta- era gay, sin embargo, fallaron que la denegación del servicio debido a su eslogan es “una discriminación directa”.


La sentencia establece que la panadería Ashers puede proporcionar un “servicio a todo o nada, pero no una selección de clientes”, y agregó: “Lo que no pueden hacer es proporcionar un servicio que sólo refleja su propio mensaje político o religioso en relación con la orientación sexual”.





LA FAMILIA, DECEPCIONADA


“Estamos muy decepcionados con el fallo de hoy. Si la ley de igualdad significa que las personas pueden ser castigadas por negarse cortésmente a apoyar las causas de la gente, entonces la ley de igualdad tiene que cambiar”, dijo el gerente general de la panadería Ashers, Daniel McArthur, después de que se haya dictado la sentencia.


Y añadió: “Este fallo socava la libertad democrática. Socava la libertad religiosa. Socava la libertad de expresión”.






La panadería Ashers en Irlanda del Norte.



“EL PROBLEMA ERA EL MENSAJE, NO EL CLIENTE”


McArthur señaló que “los jueces aceptaron que no sabíamos el sr. Lee era homosexual y que no era la razón por la que rechazamos el encargo. Siempre hemos dicho que nunca fue por el cliente, que era por el mensaje. El tribunal aceptó eso. Pero ahora se nos dice que tenemos que promover el mensaje a pesar de que va en contra de nuestra conciencia”.


“Debido a que somos cristianos apoyamos la ley actual. Y nos pareció que hacer este pastel nos habría hecho responsable de su mensaje”, continuó.





APOYO EVANGÉLICO


Nueve de cada diez evangélicos están a favor de los propietarios de la panadería Ashers. La Alianza Evangélica en Reino Unido preguntó a cristianos evangélicos en septiembre de 2016 en una encuesta si “Una empresa debe tener el derecho a negarse a imprimir, publicar (o escribir en un pastel) un mensaje con el que no está de acuerdo”.


El 89% de los encuestados estuvo de acuerdo, y el 56% muy de acuerdo. Mientras tanto, el 6% optó por no estar de acuerdo ni en desacuerdo, y el 5% no estuvo de acuerdo.


Medios digitales cristianos británicos como Christian Today o Premier han publicado sendos reportajes y opiniones mostrando su apoyo a los dueños de la panadería y la peligrosa deriva hacia el recorte de derechos. La Alianza Evangélica de Reino Unido también lanzó un comunicado al respecto.





“HEMOS APRENDIDO A CONFIAR EN DIOS”


En una entrevista con la revista Solas, Daniel McArthur explicó que, durante todo el proceso, han “aprendido a confiar en Cristo y su Iglesia, más que nunca. También nos ha dado muchas oportunidades de hablar con amigos y colegas acerca de nuestro amor personal por Jesucristo”.






Daniel y Amy McArthur, de la panadería Ashers. / Belfast Telegraph



Cuando se le preguntó sobre la posibilidad de perder la apelación, dijo: “En un nivel muy básico, las consecuencias son muy pocas; que significa que tendríamos todavía tiene que pagar la multa de 500 libras por 'daños morales'. Pero a nivel de la libertad religiosa, creo que las consecuencias son un poco más graves”.





“DIOS NOS SUSTENTA”


En una declaración que dio a los periodistas antes de su aparición en el Tribunal de Apelación en mayo, el gerente de Ashers compartió su fe, señalando que “Jesucristo ha vivido una vida perfecta, yendo a la muerte que es expiatoria y se levantó de los muertos, por lo que podemos ser reconciliados y tener paz con Dios”.


“Esta es la esperanza que nos sostiene, esto es lo que nos da alegría, y nos sostendrá pase lo que pase”.





DEBATE SOBRE LIBERTADES EN REINO UNIDO


El caso ha despertado el debate en Reino Unido en torno a las libertades de religión, conciencia y expresión. Hoy la prensa secular y voces de diversos trasfondos opinaban posicionándose en contra de la sentencia.


Por ejemplo, el activista LGBT y de derechos humanos Peter Tatchell considera el veredicto una “derrota de la libertad de expresión”. “Aunque estoy totalmente en desacuerdo con Ashers por su oposición a la igualdad en el matrimonio, en una sociedad libre ni ellos ni nadie debe ser obligado a apoyar una idea política a la que se opongan. Ellos no discriminaron al sr. Lee por ser homosexual, se opusieron al mensaje en el pastel”. Por ello, Tatchell concluye que la decisión del tribunal es un “peligroso precedente de autoritarismo que se presta a abusos graves”.






El editorial del The Guardian, crítico con la decisión del tribunal.



El periódico The Guardian publicó un editorial titulado “No es sólo la guinda del pastel” en el que dice: “Lo que hace este caso importante es diferente es que se trataba de un intento de obligar a alguien a expresar - incluso en pasta de azúcar - una opinión que rechazan con todo su corazón. Eso está mal, incluso cuando la opinión sea correcta”.


El Telegraph publicó por su parte un artículo escrito por Neil Midgley. “Después de haber ganado las batallas políticas mediante el ejercicio de nuestras propias libertades políticas, es irónico que muchos gays estén tan dispuestos a negar las libertades similares a los cristianos (o cualquier otra persona que no está de acuerdo con la agenda homosexual). (...) La libertad de religión debe ser respetada sin duda junto con la libertad de la sexualidad y, como un hombre gay, con vehemencia apoyo a los panaderos cristianos en su derecho a no hacer pasteles pro-homosexuales. Porque un día, el consenso político que prevalece puede cambiar de nuevo. Nuestros legisladores pueden una vez más tener la tentación de volverse contra las personas homosexuales. Y en ese día, espero que los panaderos cristianos estén junto a mí en mi lucha para proteger las libertades fundamentales que trascienden a cualquier tarta, a cualquier religión y a cualquier ley estúpida”.




 

Thursday, October 6, 2016

PRIMERA OBRA DE ARTE MORIELI EN PINTURA

Primera Obra de arte en Pintura Morieli
La Republica Capitalista Popular de Moriel sigue avanzando en el desarrollo de la cultura, en el dia de hoy se ha realizado la Primera Obra de arte Morieli en pintura siendo un avance mas en el desarrollo y el trabajo cultural de los Morielies que continuan avanzando para construir una Patria Grande, construyendola desde las bases.
dsc_0046
dsc_0047
Como siempre hay gente de poco fe a continuacion nos vemos obligados a publicar una imagen de la pintura con la bandera de Moriel.
dsc_0048

Tuesday, October 4, 2016

Micronaciones: Organización de Micronaciones Unidas (OMU)



interesante video que habla sobre micronaciónes de habla hispana, en el video se ve la bandera y escudo de Moriel. y una explicacion detallada de algunas de ellas.

Saturday, October 1, 2016

GEORGIA UNICO PAIS DONDE PREDOMINA EN LA FE DE JESUCRISTO

Conozca Georgia, el único país donde predomina en la fe en Jesucristo

1008

Noticias Cristianas

Tbilisi, Georgia; un lugar que pocas personas han oído hablar o conocer su ubicación. ubicado a seis mil millas de las costas de América se encuentra la pequeña nación de Georgia. No estamos hablando del estado en los EE.UU., sino una antigua tierra donde la cultura, la tradición y la fe en Jesucristo son profundas.
tbilisi-georgia
Georgia el único país que conserva su fe en Jesucristo
John Steinbeck, un famoso novelista mientras viaja a través de la Unión Soviética en 1947, se refirió a este la tierra como una especie de segundo cielo, a menudo llamada la “Riviera de la Unión Soviética,” la República de Georgia se encuentra entre las montañas del Cáucaso y el Mar Negro.  Turquía y Armenia flanquean su frontera sur. Azerbaiyán es hacia el este. Rusia está al norte.   Pero si hay una cosa que muchos georgianos más aprecian, es su fe.
Levan Vasadaze es un hombre de negocios de Georgia, dice el evangelio por encima de todo lo demás ha protegido y preservado a su nación. “Nuestra nación, nuestra cultura étnica tiene un profundo sentimiento de responsabilidad de aferrarse a los valores eternos”, explicó Vasadze. Georgia es una Tierra de Fe  es uno de los países cristianos más antiguos del mundo. Su herencia cristiana se puede remontar a la pequeña ciudad de Mtskheta. Fue alrededor de 326 dC, cuando una evangelista llamada Nino comenzó a predicar el Evangelio allí.
El Etnógrafo Luarsab Togonidze dijo, los dos principales ríos de Georgia se encuentran en Mtskheta, “allí se han realizado grandes bautismos, y este lugar es considerado como la” Segunda Jerusalén ‘ para los georgianos, un lugar santo. “
El evangelio se extendió al resto del país y en cerca de 10 años se convirtió en la religión del estado. Cinco cruces, que simboliza la influencia del cristianismo, adornan la bandera nacional de Georgia. La Iglesia ha jugado un papel muy importante en la sociedad. De hecho, Ioane Gamrekeli, un líder prominente en la Iglesia dijo, “Georgia siempre han tenido que defender su fe, hasta la última gota de sangre!” A través de los siglos, muchos cristianos se convirtieron en mártires por negarse a renunciar a su fe.
Elene Kavlelashvili es curadora en el Museo Nacional de Georgia. Ella señaló, “El papel del cristianismo es aún más significativo cuando nos enfrentamos a nuevos desafíos.” Kavlelashvili tiene en su colección de manuscritos de incalculable valor, Biblias raras y otros artefactos históricos que documentan la herencia cristiana de Georgia.  Ella cree que su país hoy en día está en una encrucijada con los países de Asia Central, Rusia, Europa y Oriente Medio, se dice que la pequeña Georgia debe estar preparada para enfrentarse una vez más y para proteger su herencia. “Espero ejemplo de amor incondicional y la dedicación de Georgia a la fe sea una testimonio para toda la humanidad “, dijo. “Las personas deben darse cuenta de que la falta de fe es desastroso para una nación.” concluyó Kavlelashvili
Fuente: BCN News